¡CUIDADO DONDE ESTACIONAS TU AUTO! Todo esto te podrían robar si abren tu coche

Si quieres cotizar el mejor seguro para tu vehículo da clic aquí


Esta modalidad de robo es cada vez más común y la reposición de las piezas puede ser más cuantiosa que un choque de mediana intensidad.

Tristemente, vivimos en un país donde la inseguridad es algo de cosa de todos los días, y los coches no están exentos de este problema. De hecho, cada vez son más los casos de robo de autopartes, inclusive las que se encuentran bajo el cofre.

Para hacer todo peor, las pérdidas por estos componentes son muy costosas, pues roban piezas claves para el funcionamiento del automóvil. Es por eso que enlistamos las autopartes que más debes cuidar.


Si quieres cotizar el mejor seguro para tu vehículo da clic aquí


Las piezas más robadas:


Batería. Puede que sea el robo más común, ya que su oferta y demanda es constante, pero al quitarla del vehículo, este queda totalmente inmovilizado, aunque su disponibilidad es relativamente alta y su costo no es del todo elevado.

Módulo ECU. A este componente lo puede conocer como la computadora del coche y es básicamente el cerebro de tu automotor. Cuando los ladrones quitan este componente, el automóvil queda inutilizable. Además, suele ser la parte más costosa y difícil de conseguir, sin mencionar que requiere de instalación especializada y, comúnmente, una programación.

Caja de filtro de aire. Es como si quitaran parte de la “nariz” de tu automóvil. Sin él, el comportamiento se vuelve errático y el consumo puede aumentar considerablemente, además de que se pierde la capacidad de filtrar las impurezas hacia el motor. Generalmente es una parte costosa y, en varios casos, complicada de conseguir.

Sistema de admisión. En algunos casos es posible desprender este componente y sin él, tu coche simplemente no funciona. Regularmente es una pieza cara y en vehículos muy nuevos puede ser casi imposible de conseguir.

Bobinas. Muchas veces los ladrones optan por quitar los elementos que dan chispa a los cilindros, pues, aunque no siempre son costosos, si suelen tener cierta demanda. Existen reemplazos originales y genéricos, por lo que el precio varía, pero sin ellas será muy difícil hacer arrancar a tu automóvil.


Lo peor es que la lista es larga, ya que a veces también desaparecen depósitos de frenos, del limpiaparabrisas y hasta de dirección. Además, los ladrones evidentemente no tienen el cuidado de desinstalar la pieza de manera correcta.


Esto solo se traduce en daños al vehículo, que van desde la lámina, hasta componentes de apertura, como el cable o chapa del cofre. Además, como los ladrones actúan con rapidez, suelen cortar cables, así que se llevan y/o dañan arneses/conectores, que son muy costosos y, generalmente, imposibles de conseguir de manera sencilla.



Te recomendamos tomar tus precauciones y si es posible colocar elementos extra de seguridad, como placas protectoras y candados. También es buena idea contar con un seguro de cobertura amplia, aunque muchas veces éstos no cubren vandalismo, categoría donde suele entrar esta modalidad de robo. Algunas compañías sí lo cubren, debe venir especificado en tu póliza la cobertura de "Robo parcial" o "Robo de autopartes", sin embargo, pudieras tener mayor certeza en las condiciones generales de cada compañía.


Si quieres cotizar el mejor seguro para tu vehículo da clic aquí


Fuente: Autodinamico

2 visualizaciones0 comentarios